Juana y María (sin sonrisas)

sin sonrisas
Sin sonrisas
J) Oye, María, ¿tiene algo que ver que seas Virgen para que siempre tengas esa cara tan triste?


M) Yo bien sé que tú también eres virgen, aunque no madre, y porque conozco tu alma risueña, no deja de sorprenderme la seriedad con la que trabajas.


J) Pues sí, María, cuando empecé con éste trabajo de modelo y me enseñaron a desfilar yo no entendía por qué me decían que estuviera seria y distante.

>> Al principio me salía la risa de forma natural, y por ello tuve problemas. Sufrí acoso porque más de un salido cuando pasaba las colecciones interpretaba mal la sonrisa.

>> Mi jefa me explicó que nosotras, las modelos, no somos nada más que un objeto decorativo sobre el que los creadores muestran su ropa, ¡vamos, como una percha!, lo que me sentó francamente mal. Cada vez que salgo a la pasarela, y los veo ahí abajo, entre lo del acoso y lo de la percha se me pone cara de perro.

>> Y tú, María, ¿por qué no sonríes nunca?


M) Eso no ha sido siempre así, cuando mi hijo era pequeño, recuerdo que sí que sonreía y hasta me reía; la vida me parecía muy dulce.

>> Empezó a crecer y a darme disgustos; que si lo del Templo, que si lo del desierto, figúrate…, 40 días sin aparecer por casa, y luego lo de ir por ahí con los amigotes metiendo los pelos en danza a la gente, cabreando al Sanedrín.

>> Cuando lo condenaron, se me rompió el alma, y no encontré consuelo por más que me dijera que estaba cumpliendo una misión.

>> Ahora, ya en el cielo, como verás estoy pisando los cuernos de esos cabrones que le condenaron. A ti te miran en las pasarelas, y a mí en los altares; en mi caso sé que no es por deseo sexual, que ya me forro yo bien de capas púdicas. Yo los perdono de corazón por lo que le hicieron a mi niño, pero no me pidas que les sonría.


J) Desde luego tú tienes muchos más motivos que yo para no sonreír.

2 comentarios:

  1. Curioso relato, muy bueno e ingenioso. Me ha gustado.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ziortza, respondo tarde porque no soy precisamente un lince en esto de internet.
      Un abrazo

      Eliminar